jueves, 27 de julio de 2017

Taller: Una mirada a tus expectativas en las relaciones de pareja

   Una mirada a tus…

Expectativas en las relaciones de pareja




Taller grupal terapéutico, basado en un trabajo con el libro:
“El albergue de las mujeres tristes”
de Marcela Serrano
(7.ª réplica)


Una oportunidad para indagar acerca de lo que esperas de una pareja y construir posibilidades de acercamientos más genuinas y felices entre ellos y nosotras.

Septiembre – octubre 2017

FUNDAMENTO TEÓRICO

La “biblioterapia” o uso curativo del libro es una estrategia muy antigua de promoción de la salud mental que consiste en un diálogo alrededor de un texto con la finalidad de modificar o afirmar los propios significados acerca de un tema a partir del diálogo con otro sistema de significados presentes en un texto. La finalidad es hallar en ese proceso luces para superar distintas dificultades.

Este enfoque se relaciona sustancialmente con el modelo narrativo de la terapia sistémica, constructivista en esencia,  el cual describe la posibilidad de superación de las dificultades a través de la transformación de nuestros discursos predominantes sobre los temas que sostienen pilares importantes de nuestra vida, hallando significados alternativos, diversificados y flexibles.

Con base en este enfoque, el presente taller plantea una metodología de trabajo que consiste en un diálogo grupal acerca de la novela escogida, con la guía de una profesional experimentada en este método de trabajo y en el enfoque sistémico de intervención terapéutica, a fin de trabajar conjuntamente en la identificación y superación de barreras cognitivas y emocionales que podrían entorpecer la capacidad de establecer relaciones de pareja más saludables.

ANTECEDENTES

El presente taller ha sido aplicado por 6 ocasiones anteriores en la Clinica La Y de Medicina Familiar Vozandes  y en Volviendo a Casa, y participaron aproximadamente 40 mujeres en los distintos grupos. En todos los casos las evaluaciones fueron muy positivas y los resultados reflejaron cambios significativos en las participantes, según sus objetivos planteados al inicio del taller. Las dos primeras experiencias de aplicación del presente taller fueron objeto de la Tesis de Maestría de la facilitadora, con el nombre “Construcción de significados posibilitadores sobre las relaciones de pareja a partir del uso biblioterapéutico de la novela El albergue de las mujeres tristes, en intervención sistémica grupal desde el modelo narrativo”, en la Universidad Politécnica Salesiana – Quito (2007); con excelente valoración académica, en el cual se evidenció científicamente la alta probabilidad de impacto terapéutico del uso de esta herramienta.

En esta ocasión la facilitadora dictará los talleres de manera independiente en su consultorio particular, constituyendo su séptima réplica.


METODOLOGÍA BÁSICA DEL TALLER

Consiste en seis encuentros de un grupo de mujeres, que acompañadas por una facilitadora se embarcan en un viaje por la fascinante historia relatada en la novela y en los entretelones de los personajes, con el propósito de partir de allí para mirar las propias expectativas en las relaciones de pareja, la forma en que estas se han construido en el tiempo, los factores influyentes, las implicaciones, y así, mediante preguntas claves y el diálogo comprometido, tanto con una misma como con las demás participantes del grupo, se abren caminos para transformar pensamientos, sentimientos y formas de actuar que podrían entorpecer las relaciones de pareja.


SINOPSIS DEL LIBRO

Marcela Serrano, una escritora chilena, nos introduce mágicamente en los relatos de mujeres que se entrelazan por una característica común entre ellas: están tristes… Este dolor hace que cada una busque un refugio y respuesta en un sitio creado especialmente para ellas: el albergue.
Allí, estas mujeres tienen la oportunidad de escucharse y conocer que uno de los principales motivos de su dolor son los continuos desencuentros con sus parejas. Algunas culpan de estas experiencias de desamor a los hombres, otras a sí mismas, cuestionándose el origen de aquella incapacidad afectiva. Poco a poco, Serrano describe como algunas de estas mujeres aprenden a verse a sí mismas, a los hombres y a las relaciones de pareja, de forma diferente y algunas logran curar las viejas heridas…

Sin embargo, la autora también, “da voz a un punto de vista masculino: el médico del lugar, que arrastra también sus propias cicatrices… “
De esta manera, queriéndolo o no, Serrano abre campo fértil para que juguemos con historias nuevas, que a la vez presentan matices similares a las nuestras, y demos rienda suelta a la imaginación como si fuéramos parte de esa historia, para luego retornar a nuestra realidad con nuevas perspectivas…



¿QUÉ RESULTADOS PUEDES ALCANZAR A TRAVÉS DEL TALLER?

-          Identificar y comprender de mejor manera las propias expectativas en las relaciones de pareja, su origen y sus implicaciones.
-          Reflexionar sobre cuáles de estas expectativas convienen reforzar o replantear, en función del aporte para la propia salud emocional y para la viabilidad de las relaciones afectivas.
-          Dar nuevos significados a algunas dificultades en las relaciones de pareja que permitan enfrentarlas de manera diferente.
-          Desarrollar la empatía, tolerancia y otras cualidades que contribuyen al disfrute y crecimiento del grupo, así como de sus demás relaciones afectivas.

¿QUIÉNES ESTÁN INVITADAS A PARTICIPAR?

Mujeres de 18 años en adelante, de cualquier estado civil,  que gustan de la lectura y se comprometen a leer individualmente la novela según el cronograma establecido, para venir listas a participar en los diálogos que tendremos en cada encuentro. Además, es importante que estén dispuestas a compartir sus pensamientos y sentimientos con otras mujeres y desarrollar un compañerismo que construye.

Facilitadora: Verónica De la Torre
                    Mg. en Asesoría e Intervención Familiar Sistémica (UPS-2006) y especialización en Psicoterapia de pareja y familia en la Escuela Vasco Navarra de Terapia Familiar (2017-2018).

ACTIVIDADES POR ENCUENTRO Y CRONOGRAMA DE LECTURA
Son 6 encuentros en total, uno por semana.
Encuentro 1: Presentación de participantes, de la metodología del taller, y elaboración de objetivos personales y grupales sobre el trabajo a desarrollar.
Encuentro 2: Diálogo respecto a: Primera parte: Cap. 1 – 8  Pg. 1 – 67
Encuentro 3: Diálogo respecto a: Primera parte Cap. 9 – 18  Pg. 68 – 145
Encuentro 4: Diálogo respecto a: Segunda Parte. Pg. 151 – 183
Encuentro 5: Diálogo respecto a: Tercera parte Cap. 1 -  10, p. 188 -261
Encuentro 6: Diálogo respecto a: Tercera parte Cap. 11 -  21, p. 262 -330
Evaluación de resultados personales y grupales,  cierre.

CUPO LIMITADO
Mínimo 3, máximo 9 participantes, por grupo. Al momento hay cuatro grupos disponibles en los siguientes horarios:

HORARIOS DISPONIBLES

Grupo
HORARIO
FECHAS DE LOS ENCUENTROS
1
2
3
4
5
6
1
lunes: 9H30 – 11H30
18 sept.
25 sept.
2 oct.
16 oct.
23 oct.
30 oct.
2
martes:
18H45 – 20H45
5 sept.
12 sept.
19 sept.
26 sept.
3 oct.
10 oct.
3
jueves:
18H45 – 20H45
7 sept.
14 sept.
21 sept.
28 sept.
5 oct.
12 oct.
4
viernes:
9H30 – 11H30
22 sept.
29 sept.
6 oct.
13 oct.
20 oct.
27 oct.


HORARIOS DISPONIBLES
Al momento puedes escoger entre los siguientes horarios y fechas:

OPCIO-NES
HORARIO
FECHAS DE LOS ENCUENTROS
1
2
3
4
5
6
1
lunes: 9H30 – 11H30
18 sept.
25 sept.
2 oct.
16 oct.
23 oct.
30 oct.
2
martes:
18H45 – 20H45
5 sept.
12 sept.
19 sept.
26 sept.
3 oct.
10 oct.
3
jueves:
18H45 – 20H45
7 sept.
14 sept.
21 sept.
28 sept.
5 oct.
12 oct.
4
viernes:
9H30 – 11H30
22 sept.
29 sept.
6 oct.
13 oct.
20 oct.
27 oct.
Importante:
-          Los encuentros 1 – 5 tienen una duración de 2 horas cada uno. El encuentro número 6 tiene una duración de 2H30 minutos.
-          Es recomendable asistir al 100% de los encuentros, máximo una inasistencia.

INSCRIPCIONES Y COSTOS
-          Solicite vía mail o whatsapp el formulario de inscripción.
-          Inversión: $ 45
-          Descuento por pronto pago de $5,0, si cancela mínimo cinco días previos al Encuentro 1 del grupo de su elección.
Incluye:
-          Participación en los 6 encuentros.
-          Envío por e-mail del libro en PDF. También puede adquirir el libro original acudiendo a librerías de la ciudad. (De requerir copias anilladas del libro puede solicitarlo cancelando $7,00 adicionales)
-          Materiales que se utilizan en los encuentros.
-          Certificado de participación.
-          Coffee break

Lugar: Génova y Capri. Conjunto Verona. Casa 25. Sector Terminal Terrestre de Carcelén.

Escucha la entrevista sobre este taller en: bit.ly/2vzbZcr

Más información e inscripciones en los teléfonos:
0996601347 / 0996601346 (Móvil y Whatsapp)
E-mail: verodelatorreg@yahoo.es
Escucha la entrevista sobre el Taller escuchando el Programa Foro Latinoamericano de HCJB (89.3 FM), el domingo 27 de agosto a las 20H00.
Si te interesa y no tienes disponibilidad en los horarios propuestos escríbenos para mantenerte informado acerca de nuevas opciones en el futuro. De la misma manera, escríbenos si deseas mantenerse informado acerca de otros talleres u horarios de citas para atención terapéutica personalizada.


lunes, 22 de mayo de 2017

¿Deprimido? Es tiempo de aprender a expresar el dolor

(Artículo publicado en la Revista Enlace de la Policía Nacional del Ecuador, abril 2017)

La depresión según Cancrini (2006) es “un duelo que no está expresado. Cuando un duelo no se expresa con palabras en una relación interpersonal significativa, el duelo está en la persona y se manifiesta con los síntomas característicos del estado depresivo.”

Todo duelo implica que ha existido una pérdida, sea de tipo afectivo, material, simbólico, cualquiera que sea la pérdida implica “un hecho de la vida (que) ha irrumpido y roto un equilibrio anterior.” (Cancrini, 2006) Y, más allá de la pérdida misma, para que esta pueda convertirse en depresión significa que no halló forma de procesarse en palabras en compañía de una persona que entienda y acompañe el proceso de expresión y recuperación.

A las pérdidas significativas les acompañan intensos sentimiento de tristeza necesarios para asimilarlas e irles hallando un sentido. Sin embargo, es muy importante diferenciar entre la tristeza natural y una depresión. La profunda tristeza cuando nos vemos despojados de un soporte para nuestra vida del cual dependemos o estamos habituados, es absolutamente pertinente y  necesaria para avanzar hacia la siguiente fase en la recuperación. La depresión, en cambio, surge justamente como una consecuencia de la no expresión del duelo, de su no elaboración. (Cancrini, 1999)
Muchas veces la depresión es abordada únicamente desde un enfoque psiquiátrico, en el cual se la cataloga como una enfermedad que implica la ingesta de medicación para ayudar al paciente a eliminar los síntomas. Sin desconocer que existen casos en que este tipo de tratamiento se hace indispensable, es importante tener en cuenta que hay muchos otros en los que la depresión es principalmente un conjunto de síntomas o signos de la dificultad principal, es decir, de situaciones en la vida del paciente y de sus estrategias de afrontamiento, que necesitan ser revisadas para alcanzar una mejor calidad de vida.
En estos casos, se ha comprobado que el solo tratamiento con psicofármacos tiene un fracaso de entre el 30% y 50%, además de que estos tratamientos muchas veces no pueden aplicarse en casos de embarazo, lactancia y algunos tipos de enfermedades. (Martínez, s/f)
Algunos de los síntomas que evidencian un estado de depresión, son la actitud de rechazo hacia otros, de aislamiento, la dificultad para expresar lo que siente, la pérdida de apetito, deseo sexual, pérdida de interés en aspectos que antes lo motivaban, ideas y, a veces, intentos de suicidio.

Sin embargo, la depresión, pese a ser un estado doloroso y altamente complejo, puede convertirse también en la puerta que se necesitaba en la vida de una persona para decidirse a indagar acerca de la calidad de los pilares que sostienen su vida y en donde se encuentran las fisuras provocadas posiblemente por fuertes sismos acontecidos en su trayectoria vital desde la niñez y que continúan temblando y fastidiando en sus relaciones actuales. Es decir, puede convertirse en la oportunidad de trabajar con la fuente del dolor y su afrontamiento.

Existen dos modalidades de trastornos depresivos, la distimia y la depresión mayor. En esta ocasión nos concentraremos en la depresión mayor. Las personas más proclives a este tipo de depresión son aquellas que cuando niños fueron parentalizados, es decir, vivieron de forma constante exigencias de cumplir roles que corresponden a los padres, como cuidar de sus hermanos, trabajar desde temprana edad, vigilar a un padre alcohólico, entre otros ejemplos. Así también, sus familias no daban permiso a la expresión de emociones como la tristeza y la ira, ni la facilitaban, al mismo tiempo que se inducía a sus miembros a denotar alegría y cordialidad hacia afuera, añadiéndose un nuevo peso en la persona, la de ocultar sus sentimientos.

Entonces, son personas que fueron sometidas a altos niveles de exigencia y a relaciones centradas en el cumplimiento del deber con bajos niveles de retribución. Frente a ellas, por lo general asumieron un rol complementario, es decir, de sometimiento y obediencia sin cuestionamientos. Experimentan, entonces, un progresivo desequilibrio de su balanza afectiva ya que siempre han sentido que dan más de lo que reciben. (Linares, 2014). Temen defraudar las expectativas de los demás sobre sí mismos, al mismo tiempo que se sienten “defraudados” pues consideran que no reciben de los demás el pago por aquello que dan.

Todos estos vacíos afectivos provenientes desde la infancia elevan sus expectativas acerca de lo que desean encontrar en una pareja o en sus relaciones sociales más significativas del presente, lo que conduce a un nuevo desencanto al no recibir lo añorado, y la persona comienza a inundarse de desesperanza y rencor.

Frente a ello, la depresión a veces se convierte en el único camino para recibir cuidado o atención por parte de los miembros de una familia. Es decir, su estado vulnerable los puede convertir en el centro de atención y la única forma que encuentran para satisfacer superficialmente sus necesidades afectivas.

En casos extremos, el suicidio es la consecuencia más contundente de la depresión mayor, con el cual, la persona deprimida pretende “hallar la solución para, simultáneamente, castigarse a sí mismo por su insuficiencia y castigar a los demás por su desconsideración.” (Linares, 2014)

¿Qué puede hacer una persona son síntomas de depresión mayor?

Para superar este tipo de depresión, la persona necesita primeramente reconocer su derecho de expresar sus emociones y sentimientos en contextos seguros, rompiendo así con la prohibición que le acompaña desde su niñez a “guardar las apariencias”. Un acompañamiento terapéutico puede ser de gran ayuda para facilitar estos procesos. Necesita identificar sus pérdidas significativas y completar el proceso de duelo que fue interrumpido.

Además es necesario que trabaje para desarrollar su asertividad, es decir, su capacidad para expresar lo que piensa y lo que siente, sin herir a las otras personas pero sin minimizar sus derechos. Necesita reencontrarse con sentimientos a los que está habituado a ignorarlos o reprimir, como la ira, por ejemplo, y aprender a reconocer y sobre todo, validar las razones que la provocan, y expresarla con palabras, es decir, legitimarla.

Otra paso importante es comenzar a inclinar la balanza hacia sus gustos e intereses más que al cumplimiento de sus deberes u obligaciones, es decir, dar importancia a hacer lo que le gusta y disfruta en lugar de intentar con tanto esfuerzo complacer a los demás a través de sus acciones, o a recibir su aprobación. Podría emprender acciones como llevar un diario de los momentos de disfrute o placenteros que experimenta cada día. Al mismo tiempo, poco a poco necesitará aprender a reenfocar la motivación del cumplimiento de sus obligaciones, como un medio de realización personal, y de construir su  legado hacia la humanidad, más que como un medio de obtención de afecto o respaldo.

Una tarea a ir desarrollando por la persona que desea superar este tipo de depresión es recuperar o fortalecer sus relaciones interpersonales significativas, e invertir tiempo y esfuerzo para este fin. Esto le ayudará a contar con más fuentes de reconocimiento que no se restrinjan a su círculo familiar más inmediato.

Es importante que recuerde que superar la depresión no es una tarea fácil, puede sentir en muchos momentos el deseo de “botar la toalla” y retroceder. Es probable que experimente aquella sensación extraña como cuando se escala una montaña de terreno arenoso, como el Cotopaxi, en la cual se dan tres pasos y parece que se retrocede dos, pues, en ocasiones, pese a haber avanzado de manera significativa, puede experimentar recaídas que lo desanimen sobremanera. Debe recordar entonces que estas recaídas son previsibles y mejor si tiene un plan sobre lo que hará cuando estas acontezcan.

Por ello es importante que cuente con un apoyo terapéutico que pueda sostenerlo en estos momentos y guiarle a mirar con atención los avances que ha ido alcanzando, de modo que no pierdan su brillo a los ojos de las recaídas y le ayude a retomar el camino hacia su superación. Por otra parte, se recomienda que este trabajo terapéutico no sea solamente de tipo individual sino de pareja o familia, puesto que hay que recordar que muchos de los sentimientos que experimenta y la forma que aprendió a responder ante ellos tienen su significado y origen en su familia, razón por la cual el proceso de cambio es en conjunto.

En conclusión, si usted ha notado que está atravesando por un episodio de depresión quizá hay mucho más que usted puede hacer antes que solamente enriquecer a las grandes farmacéuticas a través  de la ingesta de antidepresivos y que abordarla adecuadamente puede ayudarle a encontrar una vida de mayores realizaciones y alegrías.
Recuerde que la clave para prevenir y enfrentar la depresión es hallar las maneras de expresar oportunamente su tristeza, sea cual fuere su raíz, en el contexto de relaciones interpersonales de confianza y seguridad. Por ello, si acude a un terapeuta, es probable que la principal estrategia de intervención para apoyarlo sea la escucha activa y empática, a través de la cual deshilen juntos los hilos que tejieron su tristeza no expresada y alcanzar un nuevo equilibrio en el cual se haya extraído los aprendizajes de vida que surgen de mirar las experiencias de dolor con lentes de esperanza.
Bibliografía
-       Linares, J. y Campo C. Trastornos depresivos y Trastornos Neuróticos. Escuela de Terapia Familiar del Hospital de Sant Pau. Barcelona. 2014.
-       Martínez, E. Trastornos depresivos. EVNTF.
-       Cancrini, L. La Depresión en Psicoterapia. Redes, 8: 31-46. Barcelona. Diciembre 2006.

Verónica De la Torre,
Máster en Intervención y Asesoría Familiar Sistémica

0996601347, verodelatorreg@yahoo.es